lunes, 23 de enero de 2012

La fiesta de la primavera

Hoy celebran en China el nuevo año. Lo hacen coincidir con la luna nueva más cercana a la mitad del período invernal, y a pesar de que los cerezos no están aún en flor, no dejan de rendir homenaje a la primavera. Ellos sabrán porqué, aunque a mí no me resulta extraño. Y es que no siempre los nuevos brotes son visibles. Pero están.

Este blog también se transforma. Nació como testimonio vivo de una enfermedad que no se nombra, porque decir cáncer en nuestra sociedad es decir sufrimiento; es decir muerte.

Y con el propósito de desmentir esa visión deforme y estigmatizadora, más de 50 posts a lo largo de un año y medio han ido desgranando el día a día de mi lucha personal. Y aunque ha sido un testimonio modesto, las tecnologías han hecho posible que muchas mujeres, al teclear en buscadores "cáncer de mama", llegaran hasta este blog. Especialmente después de que El Mundo lo incluyera en su suplemento de Salud al poquito de comenzar mi andadura, con motivo del 19 de octubre (día mundial de la enfermedad).

Mujeres españolas y mujeres latinas que, desde el otro lado del charco, me han escrito a lo largo de estos meses agradecidas por haber podido saber, en primera persona, qué esperar de este proceso. Y es que cuando lo inicias hay un  momento de angustia en el que necesitas que alguien te cuente la verdad, sin adornos y sin dramas.

Me siento feliz por haber podido poner un granito de arena en este desierto, árido e inmenso, que cada vez más mujeres hemos de atravesar. Y en ese sentido, mi carcaj de amazona estará siempre dispuesto, en solidaridad con las que luchan. Y aunque mi voluntariado de hospital finaliza el mes próximo, en que me incorporo ya al trabajo, siento que la cruz de voluntaria no se quedará en la bata blanca que colgaré en breve, porque la llevo tatuada bajo la piel.

Y en los últimos meses he sentido que esta nueva faceta activista (yo que nunca había ido a contracorriente de nada) quería extenderse a otras partes de mi vida. Y al despertar feminista que estoy viviendo se ha unido una necesidad grande de visibilizarme como lesbiana. Mis primeros pinitos fueron en octubre pasado en la revista lésbica Mírales, con un artículo en el que hablaba de la incidencia del cáncer de mama en nuestro colectivo. Y ahora surgen otras colaboraciones, y no es por casualidad. Es que ya no quiero vivir sin reflexionar, sin rebelarme, sin manifestar.

Así que se abren ventanas a partir de un único tema que me ha tenido muy centrada: el de superar esta batalla. Y ahora se ramifica en otras partes de mí. Porque la de las mujeres no es una sola lucha, y mientras haya realidades que visibilizar habrá hilo en este carrete.

5 comentarios:

Pena Mexicana dijo...

enhorabuena. El movimiento es vida y la transformación también :)
A explorar nuevos caminos, ¿quién puede saber lo que nos espera más delante? es bueno descubrirlo ;)

besos

sor Ella dijo...

Ole por ti, Mayte. Cuando apenas había descubierto tu blog estabas anunciando dejarlo y me dio pena, porque una vez ganada la batalla que ganaste, tenías todo lo demás por hacer y decir, así que enhorabuena. Un beso!

chris dijo...

Me gusta leerte positiva como siempre. Me encanta que hayas reabierto esta puerta de entrada hacia tu mundo.

Y me entusiasma esa vena feminista que desconocía que fuera tan nueva en ti.

"Es que ya no quiero vivir sin reflexionar, sin rebelarme, sin manifestar." Cómo me gusta esta actitud. Muchas veces pasamos por la vida haciendo oídos sordos y tú has decidido escuchar, escucharte, pensarte y a partir de ahí compartirte...Qué lindo y generoso por tu parte.
Sabes que hay temas en los que tenemos opiniones diferentes y será genial discutir contigo por todo lo que puedes aportar de nuevo o complementario.
¿Nos irás informando de esas colaboraciones?
Un abrazo!

ISA dijo...

Hay mucho que aprender de ti. Yo no se si tendría tu fuerza así que ¡¡¡pródigate¡¡¡,tu ejemplo puede ayudar a muchas personas.
Un bs.

Mayte Mederos dijo...

Gracias Pena, me pongo mi pantalón multibolsillos de Coronel Tapioca y voy a por ello... ;-)

Sor Ella ¿recuerdas? en Madrid hablábamos de si abrirme otro blog en el que poder hablar de algunas otras cosas que me apetecían... Y al final lo que me nace es seguir fluyendo en éste, en el que tan a gusto me siento, aunque aun no le haya ensanchado del todo los márgenes. Pero eso llegará, espero.

Chris, será un placer, y lo sabes. Gracias por tus ánimos constantes.

Isa, ojalá algo de esto sirva para esa persona tan cercana a ti que necesita ver la luz... Besos!

Publicar un comentario