viernes, 28 de enero de 2011

Mordiscos

Dolor, dolor, dolor. Siento colmillos que me traspasan de este a oeste. Mi luna de miel con la sedación acabó hace unas horas, y ahora me enfrento al mundo sin escudo ni casco que me proteja.

Noche larga y oscura, encadenada a la cama por cables de acero: tres drenajes como lastre, y una vía en la mano que me conecta a un mundo insondable de corticoides y antibióticos.

Vuelven la respiración corta y el miedo al movimiento, por pequeño que sea. La mordida de los costurones que aspiran a cicatrices. Las ganas de hundirme en un baño caliente sin sensaciones y sin dolor, flotando en la nada tranquilizadora.

Todo está bien. El dolor de estar avanzando es parte del proceso. Le daré la mano y negociaremos, para que no me anule, que necesito lucidez y risas en mis dobladillos.

Y ya amanece.

10 comentarios:

Horizonte dijo...

No puedo darte mi mano para que aprietes hasta que dejes de sentir ese dolor, y sobre todo para que no lo pases sola, es esta noche oscura... Estaré a este lado, pensando en ti, y enviándote mi mano para que la tengas muy cerca... aunque sea a través de estas letras...
Besos, llenos de energía

Andres Estevez dijo...

Estas son las putas piedras del camino...como la canción ( lo de "putas" lo he puesto yo)...Sé que lo sufres, y lo largas que se hacen las noches...Es la parte fea, pero también es verdad, que por arte de magia ( y por mi experiencia) un día te levantarás sin cuchillos clavados...Bufff!! Y como gusta eso! Sólo desearte , no que sonrías, sino que tengas fuerzas para pedirle CALMAAAAAAAAAANTEEEEESSSS ENFERMERAAAAAAAAAA... Los de aquí fuera , seguimos esperándote, con los brazos abiertos para abrazarte sin estrujarte...Ah , por cierto...estamos faltos de contraltos, las que están son buenas...pero también queremos que estés tú! Patri está como loca, organizando cosas ...Esa chica no está bien..jejejejeje!! Me gusta mucho verla así...Bueno, pues te voy dejando... por ahora, estoy al otro lado, pendiente de ti...Muy pendiente!! Mil besos

Candela dijo...

Muchas gracias por dejarme un comentario en mi blog de infancia, porque eso me ha permitido conocer el tuyo, que agrego a mi lista de favoritos. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Lo que no sabe el dolor, es lo que va a dolerle a él, cuando lo muerdas tú, que será pronto, ¡seguro!, un beso fuerte y mucha fuerza

Pacita's sister

Anónimo dijo...

Un poquito mas Mayte, solo queda un poquito mas, si tenemos q llevarte unos chutes, pues pa allá q vamos!!! no dejes q te duela, duelele tu!!! Besitos. Sonso

Alejandra dijo...

Te busqué, la noche en la 304 te busqué!!. Bajé dos plantas con el único interés de darte un fuerte abrazo y todo mi cariño antes de tu operación.
Lástima que en la 304 encontrara a una tal Ofelia, y no fueras tú. Entonces comprendí que estabas en otro hospital. Aprovecho estas líneas para desearte una pronta recuperación y que esta batalla nunca te haga perder lo dulce y entrañable persona que eres!!!
Mucho ánimo Mayte!!!!
Alejandra V.

Lu dijo...

Querida Mayte:
Siento que tengas que pasar por esto pero supongo que es parte de la victoria que has conseguido. No dejes de quejarte, a mí por lo menos me alivia bastante y además díselo a las enfermeras y a los médicos para que te den la dosis más grande de calmante que se pueda. Un beso grandísimo y dulces sueños maytilla.
Lourdes

Anónimo dijo...

...esto es parte del cuento...
....solo una pequeña parte...

mucho animo y fuerzas para superarla!!!

muchos besos
Carola

Laura dijo...

¿Qué decir cuando sabes que las palabras no aliviarán tu dolor? Si lo hicieran, yo escribiría El Quijote para ti.
Mantén la mente fija en ese día en el que el dolor empezó a remitir. A mí me sirve cuando pienso en que me quedan siete sesiones de quimio... Pienso en ese día en el que el malestar desapareció.
Ánimo, campeona. Ya queda un poco menos. Un besote.

Mayte Ramos dijo...

Lo mejor de todo es que, cuando yo escriba desde el tejado en primavera, tú ya estarás hecha una rosa. ¡Ánimo que ya queda menos!

Publicar un comentario