martes, 7 de septiembre de 2010

Tiempos modernos

Bueno, ya tenía yo ganas de resarcirme con una referencia correcta al pobre Chaplin, injustamente denostado en una entrada anterior...

Y es que aquí también nos modernizamos. Lo que empezó siendo un correo casero a los veinte familiares y amigos más cercanos, fue creciendo como una pequeña mancha de aceite, hasta ser una pequeña crónica. Mi deseo era compartir lo más importante de mi día a día con todos aquellos que me escribían, preocupados por mi evolución. Y ese círculo ha ido creciendo por minutos.

La dimensión que ha llegado a alcanzar es increíble. Mi familia, mis ex-parejas, l@s amig@s de mi infancia en Madrid, de mi adolescencia en Tenerife, de la Coral Universitaria, de mi tiempo de estudiante en Estados Unidos, de mis 18 años de trabajo y buenos momentos en Turismo de Tenerife, del MBA, de mi año de cocina en Barcelona, del colegio de mis hij@s...

Mis amig@s de ayer y de hoy. Más de 230 personas que son un coro palpitante a mi alrededor.

Es como recibir un homenaje de cariño sin la etiqueta de póstumo. Es más: estoy más viva que nunca.

Algunos de ustedes me preguntaron qué podían hacer por mí en estas primeras semanas. Y yo, que no he estado disponible para nadie al teléfono, les he pedido que me escribieran contándome qué han disfrutado del verano, cómo se sienten, qué esperan de este año, cómo les va... Y he vivido un auténtico Gran Hermano, conociéndolos un poco más y volviendo a estrechar lazos con todas las personas queridas de mi vida.

En el hospital me decían los médicos que no tenía cara de enferma. Y es verdad. Yo creo que he vivido de la energía de todos ustedes: no sólo de la que me mandaban en sus mensajes de ánimo, sino de otra que no se expresa con palabras, una fuerza viva similar a la que engrosa el tronco del árbol en círculos concéntricos. Cada uno de ustedes es un trocito de mí, y mi caleidoscopio es tan enormemente rico que han sido la sangre que perdí en el quirófano, la vitalidad que falta en el postoperatorio, la sonrisa que no tiene el convaleciente.

Y ahora que saben el secreto, mi secreto, he decidido hacer justicia a la película de Chaplin, Tiempos Modernos, y transformar en un blog esos emails que cuentan el proceso que estoy viviendo. Tengo la pena de saber que la parte más enriquecedora no está, que son sus respuestas a cada email que les mandé. Respuestas rápidas, inteligentes, tímidas, alentadoras, cariñosas, divertidas, tiernas... Tan variopintas como lo es mi coro de amig@s, y absolutamente deslumbrantes.

Pero al menos dejo aquí, en este blog, un hilo conductor de toda esta marea epistolar. Y estará activo durante unos meses, dándoles noticias de mi evolución hasta que vuelva a trabajar y a hacer mi vida normal. Y no solo para mis amig@s sino, ahora que el blog empieza a tener enlaces desde otras páginas, también para otras personas que estén pasando por un trance parecido. Porque quizá las verdades escritas con este estilo directo y sin tapujos, puedan ayudar a mujeres que no saben a lo que se van a enfrentar, porque hay cosas que nadie te cuenta.

Gracias a mi entramado de cómplices por haber hecho conmigo esta parte del camino. Cuento con ustedes y con l@s que se incorporan ahora, para recorrer la que falta.

Un beso grande,

Mayte

13 comentarios:

mayte dijo...

Si les gustó, dejen aquí sus comentarios... ¡Creo que a todos nos encantará compartirlos!

Incógnita dijo...

Me has
Asombrado cada día
Y
Te admiro
Enormemente.

Ha sido un lujo encontrarte.

Incógnita dijo...

Guauuuu Mayte...Me ha encantado. Y el diseño, precioso, muy tuyo. Te felicito. Veo que tendré una dura competencia. Ya tenemos otra cosa más en común, bloguera
Besos entintados

María José dijo...

;-) No me sorprende, eres inteligente y creativa, enhorabuena por esta fantástica idea... y gracias a San Blogger por darnos la oportunidad de compartir contigo mucha vida en este original formato. Besos campeona!

Elena dijo...

Pero cómo? Un ratón? Pero es que no había una foto del nuevo I pad? Cachisenlamar!! Bueno admitimos ratón como animal de compañía . Por cierto, sigues a lo Napoleón? Un Bs desde Santillana del Mar donde el adoquinado es tan irregular que he tenido que cambiarle tres veces las tapillas al tacón de las botas de drac queen ... imagina el cuadro, casi me dejo otras tantas veces los dientes en tan ilustre suelo... ; / ;)

Mayte dijo...

Jaja, pues no, hoy le he dado luz verde a mi brazo, que ya estoy cansada de sujetar los gin-tonics con la zurda... ;-)

Aida dijo...

Valiente y dulce Mayte, me encanta. Gracias por este rinconcito donde poder compartir estos momentos contigo.
Hasta el infinito y más allá, siempre contigo.

Anónimo dijo...

Mayte, eres una hormiguita y encima los ratitos que tienes libres juegas con las fashion polly de mi hija quitándoles y poniéndoles la ropa
!CON UNA MANO!!!! (Uyyyy a lo mejor eso no querias que se enteraran..........)

Mayte dijo...

Mira guapa, si lo que pretendes es que te devuelva las Polly Pocket de tu hija lo llevas claro, que ahora que tranqué la limusina con jacuzzi y el baúl con el vestuario no juego a otra cosa en la sala de espera del hospital... ;-)

Golondrina dijo...

Mira chica, me encantan tus comentarios, viva la vida y arriba el champán

Anónimo dijo...

“No words!!

Qué buena idea esta, eres un ejemplo de lucha para todos y seguro que puedes ayudar a mucha gente, a los que están en una situación similar y los que tu fuerza nos enseña las cosas que de verdad son importantes. Fuerza. Besos. S”

Anónimo dijo...

Muchas gracias por escribir esto, se unbelieveably informativo y me dijo que una tonelada

Anónimo dijo...

¿Qué palabras conmovedoras: )

Publicar un comentario